3. COLESTEROL, ESTATINAS Y COENZIMA Q10

04.05.2015 00:30

 

COENZIMA Q10 O UBIQUINONA

¿Qué es la Coenzima Q10?

Es una sustancia liposoluble que tiene actividad como antioxidante y como coenzima (que facilita la acción de enzimas) en la mitocondria.

Puede provenir de la dieta o formarse mediante síntesis endógena.

Fue descubierta casualmente en un laboratorio de la Universidad de Wisconsin en 1957 por Frederick L. Crane y fue aislada de lípidos extraídos de corazón de vaca. En 1958 su estructura química exacta fue identificada por Karl Folkers.

 

 

Molécula de Coenzima Q10

 

Su nombre (Coenzima) deriva de su actividad coenzimática en la mitocondria, (Q) se debe al grupo quinónico de su molécula y (10) al número de unidades isoprenoides de su cadena lateral.

Ubiquinona hace referencia a su difusión ubicua en los organismos vivos.

Podemos encontrarla en el organismo en tres estados: la forma oxidada (ubiquinona), parcialmente reducida (ubisemiquinona) y la forma reducida (ubiquinol).

 

LOCALIZACIÓN EN EL ORGANISMO

¿Dónde se halla en nuestro organismo?

La CoQ10 se encuentra formando parte de las membranas lipídicas de todas nuestras células, pero su localización principal es en la membrana interna mitocondrial. También se hallan niveles elevados en las LDL, formando parte del cuerpo lipídico de estas partículas.

De todos los órganos es en el corazón donde se hallan los niveles más altos, también en el hígado, el músculo esquelético y el cerebro.

 

PROPIEDADES Y FUNCIONES

¿Para qué sirve?

COENZIMA

La ubiquinona colabora en el transporte de electrones en la membrana mitocondrial para la producción de energía (teoría quimioosmótica), como describió Peter Mitchel en 1961, por lo que recibió el Premio Nobel de química en 1978.

ANTIOXIDANTE

La capacidad antioxidante de la CoQ10 está ampliamente descrita; desde las primeras observaciones que fueron realizadas por Lea y Kwetny, y Mellors y Tappel en 1966 en las que igualaba en eficacia al α-tocoferol, hasta los más recientes estudios de Kobori, Brauner, Fabian y otros en 2014.

Los mecanismos efectores de esta acción antioxidante son múltiples, entre ellos está la capacidad de regenerar otras sustancias antioxidantes como el α-tocoferol (Vitamina E).

Es la única sustancia antioxidante de carácter liposoluble que se conoce que nuestras células pueden sintetizar "de novo" y para la que existen en el organismo mecanismos capaces de regenerar la forma reducida (ubiquinol, que es la que tiene capacidad antioxidante).

 

FUENTES ALIMENTARIAS

¿En qué alimentos se encuentra?

Las fuentes dietéticas de CoQ10 son muchos alimentos vegetales y animales que forman parte de nuestra dieta habitual: carnes de ternera, cerdo, pollo, pescados, leche, huevos, aceites, coliflor, pera, naranja, etc...

¿Si funciona como antioxidante y es necesaria.... porqué no es una VITAMINA?

A pesar de que es necesaria para la vida (sin CoQ10 moriríamos) esta coenzima no se considera una vitamina porque existe una síntesis endógena, no es necesario aportarla en su totalidad por la dieta (como es el caso de las vitaminas), por lo que se considera un nutriente "condicionalmente esencial".

Suplementos

Existe la posibilidad de tomar CoQ10 en forma de suplementos alimentarios. Las mayores limitaciones se han encontrado en la tasa de absorción de la molécula debido a su carácter lipofílico, por lo que suele presentarse en comprimidos o compuestos asociados a grasas o aceites (de soja con frecuencia).

Tradicionalmente estos suplementos aportaban la forma oxidada de la molécula (ubiquinona), pero en la actualidad se ha conseguido elaborar suplementos que contienen la coenzima en su forma reducida (ubiquinol).

 

DEFICIENCIA Y ESTADOS CARENCIALES

¿Puede haber déficit de CoQ10?

La deficiencia de CoQ10 puede ser debida a una de estas tres causas o a una combinación de varias de ellas:

1. Aporte insuficiente a través de la dieta

El aporte de CoQ10 a través de la dieta puede ser muy variable, dependiendo de los hábitos alimentarios individuales. Hay que tener en cuenta la dificultad en el cálculo por la falta de datos sobre el contenido de este nutriente en las tablas de composición de alimentos comúnmente utilizadas. Tampoco existen datos claros sobre la importancia de la síntesis endógena y de la dieta en el balance total.

2. Alteraciones de la biosíntesis

La síntesis se lleva a cabo en un complejo proceso de al menos 17 reacciones, en las que están involucradas varias Vitaminas (riboflavina, niacina, piridoxina, ácido fólico, cianocobalamina, ácido ascórbico y ácido pantoténico) y otros elementos. La cantidad de sustancias esenciales involucradas lo convierten en un proceso muy vulnerable.

3. Excesiva utilización por el organismo

La causa principal de elevado consumo es la realización de ejercicio físico. Se han constatado bajos niveles después del entrenamiento.

Se da un consumo excesivo en casos de hipermetabolismo y de shock agudo

 

SALUD Y USOS DE CoQ10

¿Para qué se utiliza?

Se ha constatado su utilidad en algunas patologías:

- Una de las primeras aplicaciones fue en el tratamiento de cardiopatías mitocondriales.

- Las deficiencias de este antioxidante en pacientes con insuficiencia cardíaca pueden ser tratadas con suplementación que logra mejorar la función miocárdica.

- La función de la coenzima en las partículas LDL se ha descrito como básicamente antioxidante, por lo que la protección de la CoQ10 frente a la oxidación de las LDL (causa principal del desarrollo de la placa de ateroma) sigue siendo objeto de numerosos estudios, hay algunos muy recientes, en los que se evalúa el efecto de la suplementación con CoQ10 en la lipemia y el riesgo cardiovascular (Flowers N, 2014) o en la mejora de la disfunción mitocondrial presente en la obesidad y el síndrome metabólico (Alam MA, 2014).

También se ha usado como reductor del estrés oxidativo que se produce durante el ejercicio intenso, al haberse constatado una elevada utilización de la sustancia durante el ejercicio.

 

¿Y LAS ESTATINAS?

¿Qué son y para qué se utilizan?

Según datos de la Sociedad Española de Arteriosclerosis, entre el 50% y el 60% de la población española tiene el colesterol total por encima de 200mg/dL, uno de cada cuatro pacientes que acuden a las consultas de Atención Primaria está diagnosticado de dislipemia.

Las estatinas (Atorvastatina, Simvastatina, Lovastatina, etc.) son fármacos hipolipemiantes que actúan sobre el metabolismo del colesterol. Se utilizan en terapéutica para personas con niveles elevados de colesterol y riesgo cardiovascular para mejorar el perfil lipídico, por su efecto reductor del colesterol ligado a lipoproteínas de baja densidad (LDLc) y triglicéridos.

Mecanismos de acción

El mecanismo de acción principal de estos fármacos es la inhibición competitiva, parcial y reversible de la enzima (HMG-CoA reductasa) que es la enzima limitante en la cadena de síntesis endógena de colesterol en hígado y otros tejidos.

Sin embargo, esta ruta metabólica no sólo da como producto final el colesterol, también da lugar a otras sustancias entre las que se encuentra la CoQ10 o Ubiquinona.

 

      Las estatinas inhiben la HMG-CoA reductasa

   

COENZIMA Q10 Y ESTATINAS

Un resultado secundario al tratamiento con estatinas puede ser la carencia de CoQ10, ya que éstas inhiben su síntesis a la vez que la del colesterol.

Se ha descrito reducción de los niveles sanguíneos de CoQ10 durante el tratamiento con estatinas, sin embargo podría ser debido a la reducción de las LDL (ya que transportan CoQ10).  

En algunas personas el uso de estatinas se produce agotamiento y molestias musculares (miopatías) más o menos graves que podrían estar causadas por una deficiencia de esta coenzima, ya que se ha podido comprobar una reducción de CoQ10 a nivel muscular (-30%) en pacientes que sufren miopatías secundarias al uso de estos fármacos.

¿Suplementación con CoQ10?

A pesar de que aún no se han realizado suficientes estudios sobre la suplementación con CoQ10 y sus efectos en la reducción de miopatías secundarias al uso de estatinas, estudios recientes señalan efectos favorables de la suplementación con CoQ10  en las miopatías asociadas al tratamiento con estatinas, también en la disfunción endotelial en la obesidad y en el Síndrome metabólico (Banach M, 2015; MLodinow SG, 2014; Alam MA, 2014; Beth A, 2013; Parker BA, 2013), algunos de ellos todavía en curso, aportaran datos de interés clarificadores sobre este tema.

 

Adicionalmente, la suplementación con CoQ10 (ubiquinol) podría reducir el riesgo cardiovascular por medio de su capacidad antioxidante frente a la oxidación de las LDL, que es la base del desarrollo de la placa de ateroma. En la actualidad se investiga este efecto protector (Flowers N, 2014) que deberá ser contrastado con más estudios en este campo.

La CoQ10 podría sumarse a las vías ya existentes de tratamiento alternativo o combinado al uso de estatinas (resinas de intercambio iónico, fibratos, niacina, Ezetimiba) o a otras más novedosas que se están investigando (inhibidores de PC5K9, inhibidores de CETP, agonistas de PPAR, etc.).

 

La cantidad de CoQ10 que sintetiza el organismo desciende con la edad y no siempre está asegurada una correcta ingesta por la dieta, por lo que podría ser recomendado su uso, ya que no existen contraindicaciones ni efectos secundarios a esta suplementación (con poca frecuencia puede producir molestias gastrointestinales).

Sin embargo, se debería tener en cuenta que los suplementos de CoQ10 es posible que disminuyan la tensión arterial y pueden interferir con algunos fármacos. Si se está tomando algún medicamento, siempre debería consultarse con un profesional cualificado antes de tomar cualquier suplemento dietético.

 

No olvides que una dieta saludable puede contribuir a reducir y mantener unos niveles normales de lípidos en sangre.... puede evitar el uso de fármacos que, aunque muy útiles e imprescindibles en ciertos casos,.... siempre tienen, en alguna medida, efectos secundarios.

 

     ALIMENTATE DE FORMA SALUDABLE.... PARA REDUCIR EL COLESTEROL....

PARA MANTENERTE SANO....

PARA NO TENER QUE MEDICARTE.... PARA VIVIR MEJOR.....

 

CON MUCHO CARIÑO.... A MI MADRE 

 

 jackeandres@gmail.com