Estrategia OMS 2004

25.01.2015 00:00

 

Con la publicación de la "Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud" en 2004, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se hace eco de la alarmante epidemia de Obesidad y Sobrepeso que no deja de crecer, no sólo en los países desarrollados, sino también en los países en vías de desarrollo.

A pesar de los 10 años que han pasado desde esta publicación la situación a penas ha cambiado, incrementándose año tras año las cifras de Obesidad y Sobrepeso, no sólo en personas adultas, sino también en población infantil, lo cual es aún más preocupante.

 

No deberíamos olvidar los 4 OBJETIVOS fundamentales de la Estrategia mundial de la OMS:

 

1. Reducir los factores de riesgo de enfermedades no transmisibles asociados a un régimen alimentario poco sano y a la falta de actividad física mediante una acción de salud pública esencial y medidas de promoción de la salud y prevención de la morbilidad.

2. Promover la conciencia y el conocimiento generales acerca de la influencia del régimen alimentario y de la actividad física en la salud, así como del potencial positivo de las intervenciones de prevención.

3. Fomentar el establecimiento, el fortalecimiento y la aplicación de políticas y planes de acción mundiales, regionales, nacionales y comunitarios encaminados a mejorar las dietas y aumentar la actividad física, que sean sostenibles, integrales y hagan participar activamente a todos los sectores, con inclusión de la sociedad civil, el sector privado y los medios de difusión.

4. Seguir de cerca los datos científicos y los principales efectos sobre el régimen alimentario y la actividad física; respaldar las investigaciones sobre una amplia variedad de esferas pertinentes, incluida la evaluación de las intervenciones; y fortalecer los recursos humanos que se necesiten en este terreno para mejorar y mantener la salud.

 

En cuanto a la DIETA la Estrategia mundial de la OMS recomienda:

  • Lograr y mantener un PESO NORMAL (IMC ≤ 25)

  • Limitar la ingesta de grasas saturadas y grasas trans, sustituyéndolas por grasas insaturadas

  • Aumentar el consumo de FRUTAS y HORTALIZAS, LEGUMBRES, CEREALES INTEGRALES y FRUTOS SECOS

  • Limitar la ingesta de azúcares

  • Limitar la ingesta de sal y utilizar SAL YODADA

 

https://www.who.int/dietphysicalactivity/strategy/eb11344/strategy_spanish_web.pdf